viernes, 1 de enero de 2010

A CAMINOS DEL SUR-5

Enlace a Caminos del Sur 5*


Un año más que dejamos atrás y otro nuevo camino que se abre como esta nueva parte y/o brazo de Caminos del Sur, el 5 para ser exactos, y al que os remito como estreno de los pasos venideros. ¡ Feliz 2010 pues, y al ataque !

lunes, 21 de diciembre de 2009

¡ FELIZ NAVIDAD !

*
*
Aunque el "Feliz Navidad" tenga hoy por hoy esa sonrisa más que sonrosada a frase hecha, a compra con reclamo, a todo ese etcétera de artilugios tan luminosos como incandescentes…Beber, comer; por tener que comer, beber en abundancia más allá hasta de lo necesario. En definitiva a echarse a la boca todo lo que nos entra por los ojos de los sentidos; valga desde aquí, desde esta humilde bitácora, y tratándose de lo que se trata, este Feliz Navidad” a pecho y corazón abierto; tal y como te lo puedes encontrar en la naturaleza. Fiel reflejo de sí misma; del camino, del sendero al abrazo con el que nos encontramos; del que abrimos nosotros mismos sin darnos quizás ni cuenta, a esta escala tan pequeña e insignificativa incluso... Tal y como así lo hacen, el agua, la lluvia recién nacida, el saludo del viajero. La espereza de esa mano o vida tras la esperanza, con todo lo que conlleva.
Feliz Navidad pues, Felices Fiestas, Feliz entrada de año y muchísima suerte de la verdadera. Aquí y así, sin gritos, sonajeros, ni aplausos.

domingo, 20 de diciembre de 2009

LA ÚLTIMA DEL AÑO; Y CÓMO NO, CAMINANDO

*

Pero para flamencas, como las nuestras, ninguna. Y con esta tan magnífica representación de nuestro Club El Bastón, que me despido. Hasta la próxima pues , y Felices Fiestas !

La Catedral del flamenco granadino, como así la llaman algunos entendidos. ¡ Pero nosotros, a lo nuestro; "que es pa lo que hemos venío" !(Vaya desde aquí un saludo y/o abrazo muy especial para los que no pudisteis venir y/o asistir al encuentro)

*
Y aquí, punto y final ya de nuestro camino de hoy: La Peña la Platería

*

Y como muestra (blanco tras la cal del blanco), Sierra Nevada y Generalife como hermanados
*

Placeta y Cruz de la Rauda. Excelente mirador que se recomienda a todo visitante
*

Y...Paso a paso, que lo vamos tomando
*

Y con el barrio del Albaicín como rendido a nuestros pies
*

Fuente del Aceituno junto a la que pasamos
*

Antiguo reformatorio de San Miguel el Alto, sobre el Cerro del Aceituno, que vemos al fondo y al que nos dirigimos
*

Y tirando de objetivo: El inconfundible Pico Veleta, símbolo más generalizado de nuestra Sierra
*
Con éstas más que sorprendentes de Sierra Nevada hoy, ya que nos la encontramos toda vestida de blanco. ¡ Pero qué guapa que va la novia!
*
Continuando con el idem. de las vistas en cercanía y horizonte de la Alhambra y Granada
*
Pasando junto a un pintoresco "Cortijo" "El Cortijo del Aire"
*
Abadía del Sacromonte de la que nos despedimos
*
Con unas más que estupendas vistas desde esta zona de la Alhambra y Granada

Abadía del Sacromonte con sus arcos de entrada/salida bajo los que nos encontramos
*
Comenzando acto seguido con la subida a la Abadía
*
Adentrándonos ahora en nuestro Camino del Sacromonte más castizo
*
Y un poco de sol, como que no venía mal para los huesos. Momento que aprovechamos para calentarnos rápidamente mientras nos reagrupamos, regresando acto seguido al sendero de los pasos. A la izquierda de nuevo, aguas abajo del Darro, que continuamos para cruzar al poco a la otra margen del mismo.
*
Todo, bajo esta naturaleza tan cercana a nuestra capital que sorprende, Barranco de las Tinajas abajo ahora
*
...Y se respiraba ciertamente
*
Y el frío, como que casi se masticaba...
*
Y aquí, una muestra significativa de los que verdaderamente por aquí revolotean a placer y canto
*

Inclinación, verticalidad casi por la que caminamos por esta ladera y/ o margen izquierda del Valle del Darro en altura. Cómo los pájaros que vamos, y nunca mejor dicho!
*
Así como de la Abadía del mismo nombre
*
Vistas que ya empiezan a sorprender del Cerro del Aceituno y del Sacromonte
*
Y acto seguido de dejar la Silla del Moro atrás, a nuestra izuierda, tomamos este desvío en suave descenso
*
Colorido y vida que por aquí se reparten, sobreviendo al día a día incluso. Como muestra, este ejemplar de madroño como reclamo.
*
Vida y contraste...Frío y carne, casi al unísono y sin equívocos
*
Arco del Agua... Paso del color al calor, de la penumbra a la luz más que viva, como casi puente del hoy hacia el pasado
*
Paraje que es todo un deleite para los sentidos
*
Con estos pasos, futuro del camino del hoy
*
Hojas, agua, sabor a otoño...Motor y tiempo de nuestros sentidos
*
Y desde la Cuesta de los Chinos, con estas estupendas vistas del Albaicín para más señas
*
Con estas estupendas vistas que no dejarán nunca de sorprendernos
*
Y al final del Paseo de los Tristes, giramos a la derecha para pasar a la otra margen del Darro, la izquierda ahora
*
Vistas de la Alhambra que ya empezaban a llamar la antención de nuestras miradas
*
Carrera del Darro arriba por la que comenzamos a calentarnos
*
Y heladas !
*
Punto de inicio de la misma: Plaza Nueva para más señas


Altimetría y perfil de la ruta
*

Plano de la ruta realizada
*

LA ÚLTIMA DEL AÑO; Y CÓMO NO, CAMINANDO
<->

Echando el cierre a nuestra programación oficial del Bastón y como despedida oficial del año, elegimos ésta y casi circular por los alrededores de Granada. Caminata sobre la que volvemos a repetir nosotros bajo una mañana más que gélida; sobre el último de los coletazos seguramente de este otoño que se nos va yendo de las manos y del que casi ni que nos hemos enterado. A cielo raso. De transición seguramente si se cumplen todas las predicciones meteorológicas. Suerte la nuestra...!
Primeros pasos, volviendo a la era del camino, por los que vamos entrando en calor iniciando la marcha en Plaza Nueva, curso del río Darro arriba, hasta el final del Paseo de los Tristes. Tomando a continuación, a la derecha, una vez pasados a la otra margen del río Darro por su puente correspondiente, la Cuesta de los Chinos. Paisaje que pronto empieza a adentrarse en nuestros sentidos una vez al pie casi de las murallas de la Alhambra: Hojas, agua, agua viajera y gritando; almas que atravesamos bajo esta ciudadela roja de ensueño y tan real y altiva como ella sola.
Silla del Moro que pronto tenemos delante y que dejamos a nuestra izquierda (y que continua en obras como la eternidad misma), toda vez que hemos sobrepasado en altura y estancia los Aparcamientos del Generalife. Tomando acto seguido el senderillo de la izquierda en suave descenso, para encararnos ya con la Acequia Real y cuyo curso en contra seguimos de inmediato, tras una pequeña aupada.
Vistas a nuestra izquierda que ya empiezan a engrandecerse de la Abadía del Sacromonte, Cerro del Aceituno (San Miguel el Alto) y ese Valle del Darro a nuestros pies hoy temblando de frío y escarcha.
Sendero más que agradable en horizontal durante un buen tramo (como hoy pedía y agradecía la mayoría de la tropa) y que le damos a la alpargata por esta umbría; del y de la que nos despedimos con un descenso en picado hasta el río Darro nuevamente; para más señas, Barranco abajo de Las Tinajas. Poniendo rumbo, en sentido contrarío ahora al que traíamos, una vez situados junto al Cortijo de Teatinos, por al Camino del Sacromonte, hacia la Abadía del mismo nombre; cruz y corona de estas tierras y con tanto pasado a sus espaldas.
Desde aquí, y con esas vistas de altura de nuestra Granada, Sierra Nevada, Sacromonte, Valle del Darro, nos dirigimos ahora, dejando atrás varios barrancos, hasta el Cerro del Aceituno (San Miguel El Alto), descendiendo hasta el Albaicín, Placeta de la Rauda, cruz incluida y primero a nuestro paso.
Parada obligada y sin mapa en la Plaza del Aliatar en donde nos repartimos, entre donde ya se sabe,(caracoles picantes y tan apreciados, más bebida refrescante o caliente según se entienda) en uno o dos viajes más que rápidos para hacer hora) antes de nuestra meta y comida de hermandad; Peña de la Platería para más señas y de las más flamencas.
Y aunque hoy no hubo cante aquí; sí que se derramaron...Emotivas palabras, aplausos, algarabía, algún que otro regalo picante, y de los de siempre; risas, carcajadas, agradecimientos varios y recuerdos más que fotográficos a cañón partío.
Así que, con todo ello aún en el recuerdo; con éstas otras tantas presentes y del presente que os dejo. Instantáneas, saludos, felicidades para todos y todas. Familiares, compañeros, agregados, visitantes; todos de ésta vuestra casa y club, que paséis este sendero obligado o puente sobre la Navidad lo mejor posible y que podáis. Salud. Felicidad. Camino y ánimo sobre todo para reencontrarnos al abrazo de nuevo. Como siempre... ¡Que nos vemos !
*
-Itinerario: Plaza Nueva, Carrera del Darro, Paseo de los Tristes, Cuesta los Chinos, Aparcamientos del Generalife, Silla del Moro, Acequia Real, Barranco de las Tinajas, Camino del Sacromonte, Abadía, Cerro del Aceituno, Placeta de la Rauda, Placeta del Aliatar, Cuesta del Chapiz, Peña de la Platería.
- Participantes: Club de Senderismo el Bastón
- Trayecto: Semi-circular
- Distancia del recorrido: 12,5 km.
- Dificultad: Baja
- Duración: 4 h. con más que descansos incluidos.
- Desniveles: * Ver altimetría y perfil de la ruta en la imagen correspondiente.
-Agua: Alhambra y Abadía del Sacromonte

domingo, 13 de diciembre de 2009

OLIVARES - MOCLÍN - OLIVARES

*

Y con esta instantánea de Olivares, punto final y de inicio de la ruta circular de hoy, que me despido hasta la próxima

Eso sí, con mucha precaución ya que por algunos tramos el piso es más que resbaladizo


Y como los pájaros que bajamos al vuelo...

*
Y nuestro destino, como el del comienzo, Olivares de nuevo a la vista
*
Y después de reponer líquidos en el bar de la plaza del pueblo, que se encuentra ubicado frente por frente a su Ayuntamiento, proseguimos con el camino de vuelta.
*
Para bajar hasta Moclín y con los frenos a tope
*
Castillo que abandonamos acto seguido, después de visitar su aljibe y alrededores
*
Y con una maravillosa panorámica de Sierra Nevada al fondo y al completo
*
Vistas de Tózar y del camino que hemos traído por esta cara del mismo
*
Con unas hermosas vistas de Moclín que vamos ganando en altura y detalle
*
Subida al Castillo de Moclín con la que continuamos
*
Cristo del Paño. Sorprendente, famoso y venerado cuadro, que según cuenta la leyenda fue donado a la villa por los Reyes Católicos como agradecimiento de haber dado hospedaje a la reina Isabel, y que se encuentra ubicado dentro de la Iglesia Ntra.Sra.de la Encarnación de este altiva localidad con tantísima historia a sus espaldas
*
Y sube que te sube al Castillo, vistas de nuevo de la localidad de Olivares
*
Y desde la encalada Ermita de San Antón, otra vista del mismo
*
Panorámica de esta imponente fortaleza del pasado
*
Castillo de Moclín que ya tenemos a un tiro de piedra
*
Y allá abajo, a nuestra izquierda, Olivares nuestro punto de arranque y el Valle del Velillos

Y más cercano ya, el Castillo de Moclín a la vista por esta otra cara
*
Detalle del rocío y humedad que aún perduraba por esta umbría en donde está ubicada la cueva
*
Para contemplar estas pinturas rupestres del Paleolítico con escenas de caza (hombres y animales - sueltos y en parejas - fundamentalmente)
*
Abrigo natural de la Corcuela hasta el que nos acercamos a continuación
*
Fuente de la Corcuela con su curioso detalle constructivo
*
Nuevo panel informativo con el que nos topamos en esta zona del Área Recreativa de la Fuente de la Corcuela
*
Abandonando la misma en este otro cruce del camino y que tomamos ahora junto a la señal indicadora de esta importante zona arqueológica
*
Y con un giro a la izquierda sobre la misma, en el Stop correspondiente de dicha carretera, bajamos hasta el puente sobre el Río Velillos ahora. Paso que se encuentra ubicado junto al cortijo que tenemos delante
*
Panorámica de Tózar y que tenemos de frente.
*
Tramo de carretera asfaltada ahora (la que lleva hasta Tózar y que vemos al fondo) y por el que caminamos como rodeo de nuestra marcha y alternativa más prolongada
*
Retomando el sendero que traíamos, ascendiendo por esta zona izquierda de los tajos. Además de todo ese sistema de atalayas que podemos apreciar a nuestra izquierda, pertenecientes a la época hispano-musulmana y que hacían las funciones de emisores-receptores de noticias hacia la capital del reino, Granada.
*


"Sendero colgante" que por desgracia fue destruido no hace mucho por una riada en esta parte que tenemos delante a nuestra izquierda y que nos obliga a darnos la vuelta.
*
Cruzando este puente colgante que fue construido sobre el 2007 como bien pone en la placa conmemorativa
*
Encajonamiento del río Velillos hasta el que nos acercamos
*
Y los "iris" que por aquí sobreviven, tan llamativos como ellos mismos, y a estas alturas del año
*
Primera de las fuentes con la que nos tropezamos: La de la Buena Ventura
*
Curiosas formaciones calizas que dejamos atrás, allá arriba, a nuestra derecha del camino
*
Sendero que se va alzando y alzando, en este primer tramo de ascenso y tan espectacular de nuestra ruta
*
Y de repente, alzando la mirada, allá arriba tenemos el Castillo de Moclín y nuestro siguiente destino a la larga
*
Acequias que le van "robando" el agua al Velillos a un lado y otro de su curso
*
Cruzando en este punto a la otra margen del río Velillos; la izquierda ahora para ser exactos
*
Respirando de una vegetación de ribera-riparia de lo más interesante
*
Contraluces que aprovechamos para dejar constancia del dorado otoño que nos envolvía

Paneles informativos que nos van dando algunas explicaciones de la ubicación y entorno que nos rodea
*
Para acercarnos de inmediato hasta el Río Velillos. Margen derecha del mismo por la que caminamos durante un corto tramo bajo un paisaje otoñal más que impactante y agradable
*
Primeros pasos sobre este tramo de carretera por donde caminamos acto seguido
*
Con estas estupendas vistas a nuestra derecha de Olivares y las del entorno montañoso que la abraza
*
Así que, puestos en vereda, hasta allá que nos acercamos. Aquí, sobre las primeras señales indicativas de la circular de hoy
*
Río Velillos a su paso por Olivares. Al fondo el encajonamiento del mismo y punto y seguido de nuestra ruta de hoy
*
Altimetría y Perfil de la ruta

Plano de la ruta realizada
*
OLIVARES – MOCLÍN – OLIVARES

A escasos metros, pasos casi ya, de finales de año, hoy nos acercamos hasta esta zona granadina perteneciente a la comarca de los Montes y Poniente Granadino.
Olivares para más señas, como primera localidad y punto de partida de esta circular que nos ocupa; y sobre la que cabe resaltar, bajo la memoria de su historia más reciente, aquel gran deslizamiento de tierras que se inició el 12 de abril de 1986. Barranco del Hundidero más concretamente como punto de arranque; y aunque no puso en peligro vida humana alguna, sí que afectó a algunos cultivos, construcciones, y/o viviendas; además del susto, en días posteriores, ya que la colada llegó hasta el mismísimo río Velillos con el consiguiente peligro de taponamiento y formación de la temida presa-embalse de sus aguas y que al final no llegó a mayores.
Pero bueno, aquí estamos, hoy por hoy, en Olivares, municipio de unos 1.000 habitantes, situado a los pies de la Sierra de Moclín, dispuestos al ataque.
Camino sobre la marcada y señalizada “ruta de senderismo” que le damos al comienzo de nuestros primeros pasos sobre carretera de asfalto, encaminándonos hacia la orilla del río Velillos, por camino carretero a continuación durante unos 100 m., abierto no hace mucho para darle entrada a las fincas del barranco. Todo bajo un paisaje más que otoñal, pasándonos a la otra margen, la izquierda ahora y de inmediato. Tomando a la izquierda un sendero en ascenso, que antiguamente era un paso de bestias que comunicaba Olivares con la localidad de Tózar, encontrándonos a pocos metros de este desvío con la Fuente de la Buena Ventura, a nuestra mano derecha y junto al mismísimo camino.
Continuando en ascenso con el sendero, pronto llegamos hasta el encajonamiento del río Velillos que está formado por dos grandes tajos. Paraje éste digno de elogio y contemplación más que obligada. Acercándonos hasta el puente colgante, y por el que cruzamos la mayoría, dándonos la vuelta sobre el mismo; ya que, el resto del trazado habilitado y construido en el año 2007 al efecto está en un estado más que lamentable (sólo quedan las guías el armazón metálico, faltando la mayoría de las tablas del piso) todo a consecuencia de una posterior riada; y porque tampoco era cuestión de plantearse lo del baño.
Así que retrocedemos para continuar con el sendero que traíamos por la margen izquierda, ascendiendo por el barranco, y así salvar este encajonamiento del río. Paso natural y más corto y que dejamos allá abajo con sus paredes verticales de vértigo. Comentar que hay gente que lo sigue utilizando, a pesar del peligro que conlleva, ya que por el mismo se acorta bastante, saliendo justo a nivel del Área Recreativa de la Fuente de la Corcuela.
Horizonte que vamos ganando al alza y en donde aprovechamos al poco, un vez nivelados, para hacer una pequeña parada para oxigenarnos y reagruparnos, habiendo superado el primero de los repechos y más significativo de la ruta.
Continuamos con nuestra marcha hasta toparnos con la pista que nos lleva hasta la carretera que une Moclín con Tózar, y por la que transitaremos durante un kilómetro aproximadamente hasta encontrarnos de nuevo con el río Velillos. Aguas que cruzaremos por su puente correspondiente para dirigirnos ahora hacia la localidad de Moclín.
Ascenso que le damos nuevamente al sendero de la marcha, ahora caminando por una pista que nos lleva en primera instancia hasta la Fuente de la Corcuela; otro espectacular paraje y zona de recreo, así como el abrigo natural de Corcuela que podemos encontrar unos metros más arriba, desviándonos un poco hacia la derecha del sendero, orientada hacia la cara norte del Castillo, con pinturas del paleolítico, principalmente con escenas de caza. Otra de las más interesantes que se pueden visitar en esta zona (aunque la verdad es que la entrada está un tanto estrecha y hay que agacharse hasta casi cuerpo a tierra) y muy cercana a ésta cueva es la del Malalmuerzo.
Una vez terminado casi con el segundo repechón de la ruta y el de más desnivel de la misma, nos encontramos con una estupenda panorámica de Sierra Nevada como regalo, y con la blanca Ermita de San Antón a nuestra izquierda; y seguidamente, a nuestra derecha y de frente ya, con nuestro próximo destino: Moclín con sus inseparables restos del castillo, tras unas tres horas y cuarto de marcha como referencia.
Moclín, palabra que procede del árabe Hisn Al-Muqlin (“fortaleza de las pupilas”) en alusión a su clara condición de vigía permanente. Hermosa localidad esta de Moclín y cuyo origen e historia como fortaleza corren paralelos a los del reino nazarí de nuestra Granada. Además de contar con un rico patrimonio histórico-artístico de los más importantes de nuestra provincia y abundancia más que catalogada de importantes restos arqueológicos.
Visita a la misma y al mismo obligada y que se recomienda, y que tras la misma y esa recarga de baterías más que necesaria ya ponemos de nuevo rumbo a Olivares por el sendero de vuelta. Camino en descenso, casi recto y en picado ahora, que no es otro que el que comunica estas dos localidades por esta margen derecha en altura de la sierra-valle del Velillos y que nos lleva una hora escasa en su recorrido.
Como siempre aquí os dejo con algunas instantáneas como recuerdo y recuento de nuestros pasos. ¡Hasta la próxima!
*
- Acceso: Desde Granada tomamos la A44- desviándonos al poco por la Salida de Calisacas-El Chaparral; para una vez dejado atrás el Pantano de Cubillas, tomar el desvío a la izquierda de Colomera y seguidamente el de Olivares.
-Itinerario: Olivares, río Velillos, Fuente/Área Recreativa de la Corcuela, Moclín, Olivares.
- Participantes: 35 miembros de nuestro Club de Senderismo el Bastón
- Trayecto: circular
- Distancia del recorrido: 15,1 km.
- Dificultad: Baja-media
- Duración: 5 h. y 10 ' con descansos incluidos.
- Desniveles: * Ver altimetría y perfil de la ruta en la imagen correspondiente.
- Agua: Fuentes de la Buena Ventura y Corcuela.